16.8.17

Romántico


                                              Foto de Miguel Vallinas


Ciegos de hambre pidieron, con la amabilidad que la urgencia les permitía, una mesa.

El maître iba a despacharlos sin miramientos cuando reparó en el amor que proyectaban sus ojos extraviados, en el sudor frío de la mano del chico y en la tormenta de truenos del estómago de la chica.

Ella jugaba al equilibrio sobre sus tacones de aguja para así poder simular que tropezaba.

Era una excusa para dejar caer sus pechos tibios sobre la espalda de su novio.

Él buscó su mano, la apretó fuerte, exhaló un ¿estás bien? casi inaudible.

Estamos completos. Pero tengo un reservado, una mesa para dos. Es muy íntimo y poco iluminado, añadió con un guiño cómplice.

Noche romántica para dos amantes de verano.

Por orden del maître no se encendieron las velas de la mesa.

Retiren las briseras, tomen nota y no los molesten.

Ordenaron ensalada de bogavante, fondue de carne y champagne rosado.

Él pidió descorchar.

El mesonero trajo la comida, la bebida y los dejó a solas.

Ella tanteó el aire buscando su mano.

Él agitó la botella para que el corcho saliera con arte.

Tras el plop de costumbre se escuchó un sonido mullido seguido de un sollozo.

¿Qué tienes, gatita?

Estoy un poco emocionada, dijo entre lágrimas.

Trenzaron sus brazos y brindaron. 

Él mojó su piel en la de ella. Esa humedad lo confundía, ave de vuelo desorientado, derrotado apenas por un roce. Pero el hambre…

Ella se hizo con el bogavante.

Separó la cola y las pinzas.

Tomó las tenazas y atacó el caparazón.

Le pareció que estaba suave.

Tal vez no era bogavante sino cangrejo de concha blanda.

Decidió callar. La velada seguiría siendo perfecta.

Escarbó el interior de las pinzas con la espátula y trinchó lo que pudo de la carne del bogavante/cangrejo. 

Sintió que su novio se estremecía.

¿Qué tienes, brujete?

Muero por tus huesos, rubia, le dijo con voz atiplada.

Ciegos de amor comían desde el otro y en el otro, se tocaban, tragaban, se decían y bebían, se leían con las yemas de los dedos, con la respiración, con la punta de la lengua. Se nutrían mutuamente, alternaban bocados, besos y mordiscos.

Un sonido les indicó que el aceite hervía.

Ensartaron la carne en los pinchos y la sumergieron en la cazuela.

Un olor muy dulce invadió la mesa.

Les gustaba poco hecha.

Cada quien tomó su pincho, liberó la carne cocida en el plato y la salseó.

Ella en Dijon para él, él en finas hierbas para ella.

El tenedor de él apuntó hacia ella, el de ella hacia él.

A cada bocado un gemido, un escalofrío, una caricia líquida, ahogos, susurros gangosos que acabaron en el silencio más puro.

Cuatro horas más tarde, Isidoro, el maître, gritaba a la policía su inocencia. Sólo quiso hacerlos felices, se veían muy enamorados, ¿cómo iba a saberlo?

Mi único pecado es ser un romántico.

Los encargados taparon los cuerpos con una sábana.
A ella le faltaba un ojo.
En su lugar había un corcho Dom Ruinart Rosé del 96.
Tenía el rostro y el cuello perforados.
Un tenedor se había clavado innumerables veces.
Tocó la yugular en cuatro ocasiones.

Él tenía los dedos de las manos destrozados.
Las tenazas para cascar el bogavante los habían triturado.
Estaban descarnados.
Exponían sin pudor sus falanges.
No tenía nariz. Tampoco boca.
El torso de tan agujereado parecía un colador.
La poca sangre que le quedaba en el cuerpo la contenía el pene.
Tenía y mantenía una erección mayúscula.
Los forenses, entre risas, no daban crédito.

Murieron desangrados.

Ciegos de hambre.
Ciegos de amor.
Ciegos totales.

¡Eran ciegos, idiota! ¿cómo no te diste cuenta? ¿a quién se le ocurre dejar cenar a una pareja de ciegos sin supervisión?


A un romántico, contestó Isidoro, el maître, cuando el estupor se lo permitió.



__________________________________

3.7.17

El vídeo de la charla "La cocina venezolana en tiempos de resistencia; palabra, oficio e identidad. Miro Popić | Héctor Padula | Lena Yau". Resumen de 21 minutos.





Muchas gracias a Alfonzo Iannucci y a su página Diáspora Venezolana por un entusiasta apoyo y por un trabajo pulido y preciso.

El vídeo de la charla "La cocina venezolana en tiempos de resistencia; palabra, oficio e identidad. Miro Popić | Héctor Padula | Lena Yau",  está abajo.

Son 21 minutos que resumen muy bien el evento.

Finaliza con las conmovedoras palabras de Miro Popić :

Las calles están llenas de muchachos jóvenes vestidos con filipinas.
Ellos llevan con orgullo su blanco uniforme de cocineros mientras que otros sienten vergüenza de vestir un uniforme verde olvida.

Todo este #sigamosdiciendocomida es el preámbulo de un libro en el que estamos trabajando.









27.6.17

Charla La cocina venezolana en tiempos de resistencia: palabra, oficio e identidad, Miro Popic, Héctor Padula y Lena Yau.





Este jueves 29 de junio de 2017 estaré conversando junto a Miro Popić y Héctor Padula sobre "La cocina venezolana en tiempos de resistencia: palabra, oficio e identidad".

Cocineros, escritores, periodistas, fotógrafos, empresarios del mundo de la alimentación, empleados de restaurantes y afines, emprendedores, gen
eradores de contenidos culinarios, todo un conjunto de voces y manos que ejercen un oficio con verdadera vocación en un momento sumamente complejo para ello.

¿Debemos apagar los fuegos, soltar el teclado o debemos enfrentar el temporal y seguir haciendo y diciendo comida? 

¿Cómo es la resistencia desde este espacio? 

¿Por qué debemos insistir?

Este es el trabajo que me ocupa y que desembocará en un libro porque lo que no se escribe, no existe y de estos años aciagos tiene que quedar un registro que nos impida olvidar y que nos acompañe en el camino de la reconstrucción.

Mientras este libro va escribiéndose, los invito a esta charla en esa plaza fantástica para el cruce de pensamiento y para el intercambio de ideas que es Cesta República

__________________________________________

16.6.17

Recital "Poesía de ida y vuelta para un Solsticio de Verano" Carmelo Chillida y Lena Yau







"Poesía de ida y vuelta para un Solsticio de Verano".

Participan los poetas hispano venezolanos Carmelo ChillidaLena Yau y el editor David Alejandro Malavé

Se leerán poemas de los libros "Lo que contó la mujer canalla" de Lena Yau y "Desde el balcón" de Carmelo Chillida, y oiremos los comentarios del editor sobre la emigración y las fiestas del solsticio, como fuentes imaginales de la Poesía.

Desde el balcón. Kálathos ediciones Caracas, 2016:

"Para Alfredo Pérez Alencart, poeta y profesor de la Universidad de Salamanca, “la poesía de Carmelo Chillida (en Desde el balcón) busca alejarse de la lengua pontificia para habitar el instante de la pura erosión hasta expresar lo que posiblemente vea cualquier caraqueño inmerso en una ciudad donde retumban la belleza y el disparate mayor. Chillida desesconde su historia y también testimonia las dimensiones verdaderas de su entorno, siempre presidido por el imponente Ávila."

Lo que contó la mujer canalla. Kalathos ediciones, Caracas 2016:

Elisa Lerner apunta que "La autora parece escribir sobre un escritorio de páginas atlánticas movibles. En las cuartillas de su poemario o de su primera novela cuida del jabillo que dio jardín a su infancia. La montaña caraqueña en Lo que contó la mujer canalla se convierte en exacto poema porque en Lena el intertexto no es solo bella arbitrariedad que sigue fidedigna a la frase original sino una forma de dar luz a su corazón mientras se cumple el arraigo oceánico . Sucede el milagro. Se es poeta en Caracas y escritora en Madrid o viceversa. En suma, es la arboleda desangrada en la emigración que Lena Yau cura a través del poema".

Centro De Arte Moderno-Madrid
C/Galileo, 52
28015 Madrid
España
Miércoles 21 de junio, 20 h
Entrada libre y gratuita hasta completar aforo



2.6.17

Sumito Estévez me entrevista para Diario de un chef



Hace mucho que quiero narrar la mesa que se hace en Venezuela.
Dadas las circunstancias de nuestro país, lo he ido posponiendo.
Ese letargo ha dejado espacio para reflexionar sobre el tema.
¿Debo callar?
¿Me estoy autocensurando?
¿Es justo el silencio en torno al trabajo de nuestros cocineros?
De madrugada leo y encuentro respuestas.
No, no debemos callar.
No, no es autocensura: lo que quieres contar pide páginas de libro.
No, no es justo con esos creadores y hacedores que trabajan en medio de una crisis de grandes dimensiones, en escasez, en hambre, en un contexto altamente sensible.
Escribiré largo, glosaré los fuegos de los maestros, contaré sus lecturas y traduciré en palabras la poesía de sus platos.

En dictadura la autenticidad es subversiva y peligrosa.

Todo lo que sea libre y creativo ejercicio es una amenaza para el autoritario, el que constriñe, el que impone rigidez lingüística y pensamiento seriado.

La gastronomía es nuestro patrimonio.

Tenemos que defenderlo.
¿Aún en ausencia?
En ausencia más que nunca.

Mi querido Sumito Estevez es uno de esos magos de los que quiero escribir con largura.

Hoy me nombra madrina de un plato que amo y lo hace con el cariño y con la complicidad de la amistad.

Me reservo esa historia para las letras que aspiro en papel.

También desde ese mismo cariño y con la complicidad amistosa, me hizo la entrevista más bella.

No sé si merezco todo el detalle y todo el cuido que le puso a la misma.

Sé que me hizo muy feliz y sé que es un regalo que jamás voy a olvidar.
Sumo y el equipo de producción me hicieron sentir en el cielo.
Quizás eso querían y quizás por eso escogieron un telón de fondo inigualable.
Gracias a todos por un trato exquisito.
Una hora de conversación deliciosa, de risas, de amistad en ejercicio, de literatura, de gastronomía, de esa ciudad-país que amo tanto.
La entrevista se emite este domingo a las 11:00 am (Reloj Caracas).
Para verla en Venezuela: DirectTV 235 y 14 ínter cable.
Para verla en USA: DirectTV 427.


El domingo haré un recordatorio y seguramente Sumo también.

Por favor, si alguien en Caracas me la puede grabar me haría muy feliz!

6.4.17

Entrevista en Caracas vuelta y vuelta






Agradecida por la conversa feliz en una mañana caraqueña.
Ir a Caracas vuelta y vuelta y compartir con Faitha NahmensInés Espinall y Ocarina Castillo, siempre es un gusto.
Continuar la charla fuera de cabina entre cervezas fue un regalo.
Dejo por aquí los enlaces un programa de una hora (24 minutosaproximadamente cada parte) en el que se habló de Terra de otra voz (Terra Gráfica + Hormigas en la lengua), de mi infancia y mis regresos a Caracas, de Filcar, de Cubagua, de Literatura y Gastronomía.





PRIMERA PARTE PINCHANDO EL ENLACE:



SEGUNDA PARTE PINCHANDO EL ENLACE:


https://soundcloud.com/lena-yau/vuelta-y-vuelta-2da-pte-faitha-nahmens-ines-espinal-y-ocarina-castillo-conversan-con-lena-yau

6.3.17

Agenda Venezuela marzo 2017

                               Foto Emilio Kabchi



AGENDA VENEZUELA marzo 2017


1) 11 de marzo a la 1: inauguración la muestra "Terra de otra voz" Terra Grafica + Hormigas en la lengua en abra caracas ( Los Galpones) con degustación de ajíes y sueros de Juan Montemayor  MontemayoR Ajies Artesanales , helado de Hormiga limonera de Fragolate y cervezas artesanales.

2) El 14 marzo de 10 a 1: Taller de Gastroficción en AMARanto Restaurante + Galeria

3) El 14 marzo a las 8: inauguración Expo Terra de otra voz de Terra Gráfica + Hormigas en la lengua en @AMARanto Restaurante + Galería. 

4) el 15 de marzo a las 2: Foros sobre Juan Rulfo:  Francisco SuniagaRubi Guerra, Lena Yau en Filcar Venezuela

5) 16 de marzo a las a las 7: Foro de Literatura y cocina con Sumito Estevez y Fernando Escorcia y Lena Yau en Filcar.

6) 18 de marzo 12:00 Tertulia y recital: El chocolate, el cacao y la poesía venezolana. María Fernanda Di Giacobbe, Julio Bolívar, Lena Yau. Mosaicos Bar.

7) 18 de marzo. a las 5: Presentación de "Lo que contó la mujer canalla" Carmen Elena Ochoa y Lena Yau

8) 25 y 26 de marzo taller Gastroficcion en Librería Lugar Común , Altamira

9) 28 de marzo a las 5: charla junto a Miro Popic en Cacao de Origen
__________________________
Mi retrato es del gran Emilio Kabchi (Gracias, Emilio! )

2.12.16

"Lena Yau, de todo menos canalla". Una entrevista de Luz Elena Carrascosa para la Revista Climax



                                Foto: Emilio Kabchi www.emiliokabchi.com


30/11/2016  
 
 
|
 
TEXTO: LUZ ELENA CARRASCOSA | FOTOGRAFÍAS: EMILIO KABCHI
 
 |  |  |  |  | 
Su gerencia personal —sus palabras— no le falla. Se confiesa ultra controladora, siempre necesita la consistencia entre la forma y el fondo. Toma cerveza como un biker. Cazadora en el mar. Caraqueña que vive en Madrid hace 17 años. Esta vez vino a Caracas, Valencia y Pampatar para presentar su último poemario, Lo que contó la mujer canalla, y esto es lo que contó a Clímax

Es Tauro, tierna y poeta, viste de blanco y beige —y en invierno, a veces de negro, de cuero. Domadora de stilettos y enamorada de Famara en Lanzarote. Dejó Venezuela en 1997 y se radicó en Madrid desde 1999. El mar es su sangre. El Atlántico le pertenece, todavía muchos recuerdos rompen en aguas canarias, algunos aún quedan sumergidos en una red, otros no. La resaca trae otros más a las costas venezolanas.
Escribe por clarividencia y quizás para desafiar a los dueños de nuestros recuerdos, “que son siempre otros y nos recuerdan por las razones equivocadas.” Mira a la palabra de frente, “la palabra se impone, al final la palabra eres tú, es tu voz”, dice.
La palabra: segunda patria
Hace un año vino a Caracas para presentar a sus primogénitos, Hormigas en la lenguaTrae tu espalda para hacer mi mesa, novela y poemario respectivamente. En esta oportunidad regresa para hacer lo mismo con Lo que contó la mujer canalla, su segundo libro de poemas (...)

La entrevista completa en este enlace: http://elestimulo.com/climax/lena-yau-de-todo-menos-canalla/


___________________

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails