12.5.09

Remedios que amargan pero sanan

Reproducción de versos de García Lorca en una pared de Lisboa.
Foto: Lena Yau

Uno de los temas que más preocupan a escritores y lectores de formatos digitales es el plagio.
Siempre saltan las preguntas: ¿Cómo protegerse? ¿Qué hacer? ¿Ampara la ley?
El público que asistió a las mesas redondas que organizó el Instituto Cervantes en Pekín y Shanghai mostraba mucha inquietud ante esto.
Al preguntarme si alguna vez he pasado por el doloroso trance que supone ser expoliada, contesté que sí, que lo he sufrido y que se vive muy mal.
Los oyentes parecían interesados en saber cómo, dentro del mar inmenso que es internet, es posible saber que alguien ha plagiado.
La respuesta es simple: los lectores resguardan al autor al que siguen. En mi caso, me avisó una lectora.
Phillipa jamás había dejado un comentario en este blog.
Me leía en silencio.
Dando vueltas por otros espacios se topó con una serie de poemas míos que alguien hacía pasar como propios.
Inmediatamente me escribió un correo electrónico para avisarme. Antes de escribirme se tomó la molestia de llamar la atención a la persona que plagió mis textos y la invitó a retirarlos.
Hizo lo mismo con los administradores de los portales en cuestión. Ante la falta de respuesta se comunicó conmigo.
Publiqué una entrada denunciando la situación.
Me llovieron noticias (de nuevo de lectores silenciosos) que me advertían de más plagios.
Escribí a la persona que robó mis letras y no obtuve respuesta.
Sólo me contestó uno de los administradores de las páginas que tuvo a bien borrar mis textos toda vez que demostré eran míos.
(Momento totalmente surrealista que añade más dolor al dolor…demostrar que tus escamas son tuyas).
Expliqué en el coloquio que las desventajas del formato se transforman en ventajas.
Porque si bien publicar en la red nos expone a este tipo de situaciones, lo cierto es que la velocidad propia del soporte permite atajarlas de inmediato.
El papel se plagia continuamente.
De ello tenemos noticia a diario.
Cuando ocurre se resuelve a través de largos litigios.
Procesos que duran meses cuando no años.
A veces quedan (los plagios denunciados) como suspendidos, flotando en legajos.
Nunca terminamos de saber con certeza si renombrados autores plagiaron a escritores desconocidos.
O viceversa.
Salvo que se trate de casos mediáticos (que se defienden del plagio con excusas insólitas que van desde el “error informático” hasta llamar intertextualidad a la copia literal de párrafo enteros).
Mientras el tiempo pasa, el mal está hecho y el escritor birlado, ve que sus años de trabajo se difuminan, que otro profana su voz, que un ricitos de oro del copy paste, engulle su comida y se acuesta en su camita.
La literatura que se escribe en blogs late.
Se hace ficción en tiempo real.
Los textos tienen la intensidad y al mismo tiempo la fugacidad de un rayo. Cualquier cosa que se diga a través de este canal, vuela.
Esa es la ventaja.
Quien detecta un plagio, lo denuncia de inmediato.
Y, como expliqué antes, no es alguien que necesariamente guarde una relación de cercanía con el autor.
Los que plagian saben muy bien lo que hacen.
No son atenuantes la edad, el desconocimiento, el arrepentimiento, la buena intención.
El desconocimiento de la ley no exime de culpa.
Entiendo que recibir una cadena de correos puede ser pesado.
Pero también entiendo que somos un colectivo.
Los blogs y las redes sociales son estructuras estupendas para compensar los vacíos legales.
No se acaba con el plagio insultando al infractor, hackeando su página o mirando hacia otra parte.
La única forma de acabar con él es denunciando.
Es cierto que la denuncia repetida como eco es muy ruidosa.
El ruido arde cuando estamos afectados por una situación tan delicada como la que describo.
Ser plagiado se siente como descubrir a alguien jugando con nuestra ropa interior.
Se siente como tragar un sable de lava.
El plagio estraga el paladar, desorienta, asombra, descoloca, enferma.
Nos hace sentir extrañamente culpables.
Culpables por escribir, por publicar, por ingenuotes.

La mayoría de los medicamentos amargan.
Pero sanan.
____________________________________________________________
Plagios de última hora. Denuncia:

Pepe Pereza plagiado por Mitocondria en La ciudad del Ser* (Pinchad)

54 comentarios:

Lena dijo...

Queridos Todos,

Gracias por el apoyo a José Luis Soto Díez, autor del blog Camille Stein. Vuestra respuesta fue contundente y arrojó frutos inmediatos: el poema plagiado fue retirado.


Un abrazo,

L.Y.

Caty dijo...

que buen post Lena!

muy cierto e interesante el puesto que le das a los blogs como compensador de vias legales!

un beso ENORME

nano dijo...

.:.

hay dos cosas que llaman la atención: la sensación de ser plagiado (para los que no la hemos sentido, la describes para saberla vivida)

y,

la importancia de los lectores...


.:.

(* dijo...

Lena, acabo de leer tu correo justo ahora, y ahora este texto que tan bien nos expresa el dolor, la repugnancia, la amargura y, afortunadamente, en el caso de Camille Stein, la herida sanada. Me alegro que le retiraran el poema a la plagiadora. No me hago a la idea, pero debe ser horrible ver que tus propias palabras, tu dedicación, el esfuerzo, el amor que pones en cada letra escrita desde uno mismo, sea apropiado por otro.

Un besazo, guapa.

rodri dijo...

Muy interesante tu post, Lena. Plagiar demuestra una falta total de amor por la escritura, de honestidad con uno mismo, de interés por lo que significa escribir, de "comercializar" la imaginación...además como bien apuntas siempre se acaba sabiendo Se puede homenajear, que te inspiren unas palabras...pero copiar y pegar es otra cosa.
BESOS

DaliaNegra dijo...

Acabo de leer tu correo,gracias por enviarlo,estoy alegre por la resolución favorable.Una amiga de los foros(hace ya bastante tiempo)que era lectora de una importante editorial, nos decía siempre que tuviéramos cuidado con lo que escribíamos porque había mucho buitre suelto por la red, acechando la oportunidad de coger ideas,textos,cualquier cosa de provecho.Decía también que mucho buitre era de nombre reconocido y de inspiración huidiza.Pero bueno,escribíamos sin pretensión alguna de publicar,aunque eso no justifica el plagio.
Besos***

gloria dijo...

Para eso estamos... para denunciar lo que nos atañe a todos, porque aunque a mí no me haya ocurrido nunca, no soporto que os suceda a los que dais tantísimo en cada palabra... como se diría en mi pueblo "me hierve la sangre" ante faltas de honestidad tan palpables.

Me alegro muchísimo que se solucionase lo de José Luis Soto Díez.

Un abrazo enorme, Lena
(gracias)

ANABEL dijo...

A mi me daría vergüenza tratar de hacer pasar un escrito, un poema por mío, sabiendo que en realidad lo hizo otra persona. Escribir cuesta, y el esfuerzo merece la pena.
No sabía lo del blog del que hablas, el de Camille Stein, pero me pasaré a conocerlo y apoyarlo.
Saludos

ANABEL dijo...

¿Te importa si te enlazo?.
Espero que me contestes lo que sea.
Besos

Javier dijo...

Amiga... como sabés creo, yo soy un simple constructor que escribe cosas de escaso sentido, así que no me preocupa si alguien los toma prestados o para siempre...
Pero igual me enojan quienes, como dije en un relatito anterior, "siembren oscuras estafas y recolectan pomposos laureles"
Lo que también me enoja es que muchos plagiarios sean argentinos, como esta pobre chica... pero... ¡que le vamos a hacer? es la "viveza criolla" que le dicen...
Un Beso

Javier dijo...

¡¿Viste el "cuarto de mi corazón en Salinas"? está la foto en mi blog

Marta dijo...

Es una tristeza que el plagio sea un gaje del oficio y una incomodidad vocacional. yo tambien he advertido a autores de blogs que me gustan cuando he encontrado sus recetas/fotos vulgarmente robadas en otros sites. Creo que, como dices tu, en el mar gigante del internet, es facil ser plagiado... a lo mejor es una pequena vicistud que hay que sufrir, pero que estan compensada un millon de veces con el placer de tener un outlet creativo y de tener lectores que te quieran y apoyen. De cualquier modo, ojala hubiese mas control y leyes sobre el internet :)

Camille Stein dijo...

gracias, Lena, por traducir en palabras lo que a mí se me clava en el fondo de la garganta

sable de lava...

tenías razón, los medicamentos amargan, pero son necesarios

gracias de nuevo, por todo...


un beso

Marcelo dijo...

Me gusta la idea del control del lector. Y como en tu caso,además fue alguien a quien no conocías...
Un beso

Belén Cofiño dijo...

Lena, quería expresar mi apoyo, aunque ya much@s lo han hecho antes... recibí tu correo, me alegro de que haya tenido un efecto tan inmediato.
un beso, y gracias por defender a los blogueros

sibenik dijo...

Joder, suena surrealista pero es triste como la vida misma...

Ego dijo...

Por no hablar de las ideas. Están en el aire, dicen, y a veces dos cogen la misma. Cada uno desde una punta del mundo.
Vomita ese sable de lava, que no conjunta con tus ojos.
Un (b)eso muy grande, chinísima

Ariadna dijo...

No puedo añadir nada más a tus palabras porque describen a la perfección el dolor de este ultraje. No hay nada peor que el que roben tus ideas, tu trabajo, tu aliento, en aras de la fabricación de un personaje de una supuesta originalidad ficticia. No sé que mueve a la gente a hacer algo así.

Dicho esto, yo me acuso de las veces que tomo fotos de internet y no pongo la fuente y como acto de contricción ahora mismo voy a ponerlo en todas las de mi blog porque la fotografía por supuesto, es un arte y merce el mismo respeto que mis tristes letras... Me voy con el rabito entre las piernas

besos arrepentidos

baobab ( el idiota) dijo...

Tienes razón Lena, la desventaja se transforma en ventaja y tambien tiene razon quien dice que la fuerza de la red no esta en un solo punto, sino en la union de todos ellos. ¿Existe la amargura sin dulzura?, en este caso la dulzura es el aviso por supuesto. Un abrazo de animo en el mal trago.

yurenaguillen dijo...

Lena, lo has descrito perfectamente. Sólo los que lo han tenido un problema similar, como tú, saben lo que es. Sin embargo, puedo hacerme una idea. Sí, la solución no es hackear al plagiador ni insultarlo, como he oido estos días. No se gana nada con ello. Sólo se expone claramente el asunto para que esa persona tome conciencia y si para ello, tenemos que unirnos todos, pues lo hacemos. Somos una comunidad, tú bien lo has dicho.
Has sido muy generosa en este asunto. Me alegra comprobar que hay gente que lucha por las cosas justas aunque no sean las suyas propias.
Un beso grande.

Nancy dijo...

Querida Lena, qué penoso que alguien plagie, y qué bien lo has dicho. Yo quizá sea como dices, ingenuota, porque creo que ni mis historias citadinas ni mis dibujitos serían copiados por nadie. Tengo una amiga bloguera española que insiste en que proteja mis textos e ilustraciones. Voy a intentarlo, aunque algo en mí se rehusa.
Qué bien que se haya resuelto un caso más (no lo sabía) y lamento que tú también hayas tenido que pasar por ese trance.
Un apapacho muy fuerte y toda mi solidaridad para todos los que han sido víctimas del plagio.

Nómada planetario dijo...

Internet se aprovecha para hacer verdaderas perrerías, si hay intención detrás por supuesto.
En cuanto a la propiedad intelectual viene amparada en la Constitución en art. 20.1.b) Otro cantar es la ineficacia judicial en estos temas, por la lentitud y la falta de recursos.
Besos sin clonar.

Codorníu dijo...

Los que usan los atajos acaban siempre torciéndose un tobillo y rodando por los suelos. Plagiar no sólo es un delito y una necedad. También es una pena, porque esa persona no podrá paladear el sabor de un fruto robado.

Qué lástima.

Un beso, amiga.

Allek dijo...

hola! pasaba a saludarte
te dejo un fuerte y grande abrazo!!
lindo día!

Genín dijo...

Siempre me han producido un profundo desprecio los que hacen pasar la creación de otros por algo suyo, me repatean el hígado.
Pero debe de ser difícil demostrar que la obra es de uno ¿no?
So pena que los originales estén registrados o algo por el estilo.
¡Fuera con los sables, Lena, preciosa!
Besos y salud

Fogel dijo...

Alguna vez pensé que el hecho de que alguien tome tu palabras por propias era un honor, hoy pienso que es un horror.

Un abrazo fuerte.

Mixha dijo...

El mundo de los plagios es aterrador, lo veo a cada rato incluso en los talleres de poesía, roban p[rimero un verso o dos a algún poeta muerto y dicen que forma parte y que ya murió. ES taerrador el ppoco crédito y credibilidad de muchas personas. Hace poco vi un poemario publicado con 15 versos de Artaud, me dio tanta coraje que lo dije. El autor jura que nadie se dará cuenta piensa que los lectores no leen a los clásicos... Sin embargo toman a los vvos y los muertos...
La verdad es encomiable tu logro Lena, VIva por ti y abajo los secuestradores de textos, un besote

Isa SB dijo...

Lamentablemente siempre hay necesitados de ideas y letras que juegan a ser luz a costa de los demás, pero como muy bien dices, a veces hay voces que surgen de la sombra para denunciarlos.
Un beso (no sé si ahora faltarán tres).

Waiting for Godot dijo...

Lena: Tu explicacion/respuesta es muy buena. Tiene sentido lo que dices, en el caso que denunciaste, se cumplio y sirvio, esperemos que siempre sea asi, si yo leo en algun blog un texto que no es del autor sino que he leido en alguna otra parte, pues claro que se lo dire al autor original, esperando que siempre siempre toda medida tomada sea a favor de quien publica originalmente. Ojala.
Un beso para ti.
(FELIZ CUMPLE RETRASADO!) TQM

montse dijo...

Veo que has pasado un mal momento qué, por suerte, ya se ha solucionado... Me alegro!!
Recibe un fuerte abrazo y todo mi calor!!

hombrepez dijo...

LAmentable lo del plagio.

¿Robarle los hijos al vecino para creerse buen padre?

Gracias a ti por denunciarlo y abrazos a Camille.

Margot dijo...

Es un tema complicado, sí, y con difícil solución, sobre todo porque no todas las veces existe alguien que pueda avisarte, alguien que se dé cuenta del plagio.

Pero me alegro de que en este caso se resolviera raudo y satisfactoriamente.

Besos cura-sana (y granos en el culo para el plagiador; que además piquen como demonios!)

Soledad Sánchez M. dijo...

Creo que lo has dicho todo. Siempre es lamentable la rapiña.

Un abrazo a Camille, y otro para ti.

Soledad.

Goathemala dijo...

A mi me plagiaron el blog entero durante más de un año. Todavía está disponible en la red el enlace del plagiador, no conseguí que especificara que las fotos y textos eran míos y para colmo el lugar tenía (tiene) mucha publicidad, que como sabes, querida amiga, yo no empleo.

Menos mal que hace un año se cansaron de copiar mis entradas. Lo hacían idéntico y todas.

La verdad es que cuando descubrí el plagio me desilusionaron mucho.

Un abrazo.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Hola Lena,

Sí, ya me dí cuenta que la plagiadora retiró el poema plagiado. Y si bien es cierto que yo le comenté al autor la idea (ingenua), de hackear la página, era porque en este caso concreto era complicado: la página no tenía mail y tampoco dejaba espacio para comentarios. Pero como bien explicas, lo más importante es la solidaridad que se respira en este medio: que te lo hagan saber, que tod@s nos volcamos y que al final, triunfó la verdad.

Un beso enorme!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Y digo yo, que busca el plagiador mostrando algo que no es suyo al resto como si fuese su obra?? que pena, no?

un tordo dijo...

plagios han existido siempre, el riesgo de ser plagiado también, es parte del oficio de quien muestra, en internet la frontera se hace más difusa, es tan fácil hacer un copy paste, reenviar, apropiarse de un texto, de una imagen, de un comentario. a los blogs, como al infierno o al paraíso, se entra desnudo y se sale alagado, esquilmado, confundido, enamorado, triunfante, avergonzado…, pareciera que todo vale, pero también todo se sabe, es tema de disquisiciones éticas, posmodernas, es asunto que interesa a los estudiosos de la globalización del pensamiento, de la estética, en fin, lo cierto es que como comunidad viva ésta establece sus códigos y normas tácitas y es interesante apreciar como el aidôs griego se encarna en la voz de la denuncia.
nada puede hacer quien se expone a la mirada de otro, salvo estar vigilante o desentenderse y seguir jugando.

alfaro dijo...

Otra vez que se ha solucionado, es lo bueno.
Un abrazo.

Jorge Arce dijo...

Pones en la reflexión un tema fundamental, una lucha permanente, un esfuerzo intenso. Aquí estamos formando una red de protección y de apoyo. Un abrazo

Victor Vergara (gato) dijo...

Gracias por compartir generosamente. Realmente es el camino que apuntas.

ABRAZO.

Manuel dijo...

"¡Que le corten la cabeza!".
(Uy, esto se lo he plagiado a Lewis Carroll y su Reina de Corazones, ya saben la del cumpleaños y el conejo blanco más estresao que los zapatos de Chiquito de la Calzada).
Fdo. Hoy soy un jefe indio místico y rebelde: Jau, yo ser Tuma Nolingo.

Mireya Cerrillo dijo...

hola
quisira saber como bloqueaste tu blog para que no te copiaran? yo quiero hacer lo mismo en el mío!
un beso!
gracias

Odiseo de Saturnalia dijo...

Es tan triste copiar la vida ajena, sus gestos, sus palabras... que la cobardía que emana de ese gesto debiera ser manzana de un edén perdido, castigándo a los infiernos del no vivir, y del ser vivido.

ana dijo...

Hola Lena, precisamente ayer lei esta noticia sobre una nueva aplicacion que detecta plagios, quizas te interese:

http://www.gentedigital.es/tecnologia/noticia/58721/el-copia-y-pega-se-va-a-acabar/

y esta empresa te ofrece probar su servicio antiplagio durante un tiempo gratis:

http://www.ephorus.es/inicio

Aunque la rapidez del boca a boca entre blogueros es un arma efectiva que ya he visto funciona perfectamente!
Un saludo,

La sonrisa de Hiperión dijo...

Sabes? me ha impactado la foto...
Saludos!

Miguel dijo...

Hay mucha gente que piensa que lo que hay en Internet es de todos, y la verdad es que de ahí viene todo.

Me parece una vergüenza y una falta de respeto atroz el que una persona, así sin más, sólo porque le apetece o porque es un vago, se decide a copiar el trabajo de otros haciéndolo pasar por suyo.

Animo Lena con tus escritos. A seguir.

Saludos. Nos vemos por Madrid

PIZARR dijo...

Gracias a ti Lena por velar por nuestro común y querido amigo.

La verdad es que es muy lamentable que existan personas que se quieran tan poco que para decir algo lo tengan que copiar y plagiar.

Pero lo peor es para ellos.

Gracias por tus palabras, por tu cariño inmenso y por tu apoyo.
Poco a poco vuelvo a mi ser. Han sido días muy intensos que me han dejado un poco desinflada. Pero este finde me recupero... jajaj

Abrazos cercanos

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

En la red se ve de todo. Como siempre decimos nosotros, hay gente muy buena y también gente muy mala dando vueltas.
El plagio se siente como una violación y uno tarda en superar este tipo de situaciones.
Tú escribes muy lindo, quizás por eso experimentes este tipo de sinsabores.
Una creación admirable, siempre despierta la envidia de los mediocres.
Un beso y sigamos trabajando en mejorar nuestro trabajo, es la mejor "venganza"...

Goathemala dijo...

Haces muy bien, céntrate en el libro, amíga, aquí estamos aguardándolo y aguardándote.

Un abrazo.

El perro andaluz dijo...

Plagiar es una putada indistintamente de quien lo haga. Sí perico los palotes o Bryce Echenique.

Dédalus dijo...

Me acabo de enterar del plagio a Camille, pero veo que ya está solventado el asunto. En fin, sin comentarios...

Yo había entrado sólo a decirte que me des cuenta de tu libro cuando lo saques. Nada más, te dejo, no me contestes, ya me voy.

Un abrazo, Lena Yau.

El chico de la ventana dijo...

Te extraño...

Fero dijo...

Que triste por los que hacen esto. Se les ha muerto la creatividad y se ha llevado con ella la vergüenza.

saludos lena.
Veo que ya esta solucionado.

Pedro dijo...

Hace poco me pasó algo parecido.
Alguien me pidió permiso para colgar en su blog uno de mis textos.
Se lo di.
Lo colgó tal cual, sin poner mi nombre, como si fuese suyo.
Ante mi protesta solo dijo “es que supuse que todo el mundo reconocería tu estilo”
¡Vaya morro!
Y se quedó tan feliz.
Borró todos los comentarios que afeaban su conducta.
Lo peor es que alguien le defendía.
Una locura.

Un saludo, Lena

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails