4.2.10

Paréntesis que guarda dolor

Publicado el martes, 8 de diciembre de 1998 en El Nuevo Herald de Miami, Florida.



La sentencia


por Lena Yau


A todas las iniciales perdidas.


Durante mis años de estudiante me tocó vivir muchas cosas. Mi familia vivía en una ciudad que queda a 2 horas de la Universidad por lo que tuve que trasladarme y comenzar a vivir alejada de mis padres.

Al principio sentí la felicidad más grande del mundo. Imagínense el cuadro: 18 años, un apartamento compartido con tus amigas de toda la vida, una buena mesada y además carro. La verdad es que no podía quejarme. Por primera vez en mi vida no tenía que rendirle cuentas a nadie, podía llegar a la hora que me diera la gana, comer lo que yo quisiera e inclusive no ir a clases si no quería.

El asunto es que, mientras uno es estudiante y vive fuera de casa de sus padres pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo, cuando tienes 18 y nunca has trabajado crees que el dinero no se acaba. No tienes ni idea de lo que significa la palabra administrar (salvo cuando se trata de las fiestas de la Escuela de Administración). Así que piensas que por fin puedes comer pizza en la calle todos los días, puedes ir de rumba e invitar a los amigos, puedes comprar todas las tonterías que en realidad no necesitas etc. Ese era nuestro trote. Mis padres decidieron que enviarme a vivir lejos de ellos era necesario para que yo me instruyera y aprendiera.

Así que cuando terminé en quiebra, y ya no me alcanzaba para pagar la renta del apartamento fui, llorosa por si acaso, a pedirles ayuda. Ellos fueron muy comprensivos. Mi mamá me hizo una cena riquísima, me abrazaron y me dijeron dulcemente ¡Arréglatelas!  luego añadieron te queremos mucho y se fueron a dormir agarrados de manos y aguantando la risa.

Fue así como después de muchas vueltas terminé en una pensión, una vivienda más barata que un apartamento. Era una residencia de señoritas. Allí vivíamos 7 muchachas (no todas estudiantes mucho menos señoritas pero ese es otro cuento). Todos los días era un nueva experiencia. Si abrías la nevera te encontrabas el alfabeto. La mantequilla tenía una A, la leche una J, la carne una M, el queso una X. Esas letras correspondían a las iniciales de las dueñas de dichos comestibles. Un poco difícil cuando viven muchas M pero se puede manejar.

A mí lo que realmente me sacaba de mis casillas era el teléfono. En primer lugar, desde ese teléfono no se podía llamar. Tenía un candado. Pero mi problema era que el dichoso teléfono quedaba en la ventana de mi cuarto. Si sonaba a la una de la mañana no sólo me despertaba sino que además era yo quien tenía que pararse a atenderlo.

Lo cierto es que después de muchas discusiones, peleas, argumentos, insultos y conatos de golpes las llamadas de medianoche cesaron. Yo fui la mujer más feliz del mundo mientras duró. Pero todo se acaba. Y por los motivos más inesperados.

Una madrugada comienza a sonar a las 12 de la noche. No me paro. Que se paren ellas que no es para mí. 12:30. Lo mismo. 1:30, 1:40. Y así, hasta que a las 3 de la mañana, vuelve a sonar el teléfono. Inundada de furia me paro de la cama y grito !cuerda de desconsideradas, tengo que pararme a las 5 de la mañana, voy a botar ese teléfono!. La que había tomado la llamada me miraba sin expresión al tiempo que me extendía la bocina y me decía: estúpida, es para ti. Tomé el teléfono y era la voz de mi mamá. Me dice: Prende el televisor. Corrí al televisor para encontrarme la imagen del Presidente. Estaba despeinado y con los ojos desorbitados. Ah, - pensé, con que de eso se trata, un golpe de Estado.

Obviamente no nos acostamos. Por primera vez, desde que vivíamos ahí, todas estábamos de acuerdo. Había que compartir y racionar la comida. A bañarse por turnos por si quitan el agua. Nunca ha dejado de asombrarme el sentido de solidaridad del ser humano. De repente un grupo de mujeres que ha pasado gran parte del año peleando se unió junto al televisor.

Teníamos el miedo en común. Más tarde el dolor. A las 7 de la mañana volvió a sonar el teléfono. CL atendió para luego romper a llorar. Nadie se atrevía a preguntar. X por fin dijo ¿que pasó? Era G. Su novio. No sabía nada del golpe. Salió a trabajar como todos los días. Una bala atravesó el techo del carro. Murió. Tenía 20 años. Murió. No supo por qué.

Horas después, el líder del golpe se entregó. Todas pudimos ver su rostro. Todas pudimos oír sus palabras. No logramos tomar el poder dijo, y añadió, mirando de frente, por ahora.

Qué loco, pensé y con tristeza pensé en G. y pensé en mi mamá y me tomé las vitaminas que me había dejado.


Escritora venezolana. Reside en Broward.

Copyright © 1998 El Nuevo Herald


PD: Yo pasé 24 horas acostada en el piso del apartamento para evitar las balas que se estrellaban en paredes, ventanas, rejas. Vimos en la tele como murió el novio de una de mis compañeras de apartamento cuyo padre (el de la chica) era guardia nacional y estaba encerrado en el cuertel de El Paraíso.

La chica, Carmen Luisa no sabía nada de su padre. La tele transmitía si parar las imagenes de Gaiska..su novio, tan rubio, tan bello, tan joven y tan muerto.


Y tú...si estabas allí ¿cómo lo viviste?

68 comentarios:

Lena dijo...

Ocurrió un día como hoy hace 18 años. Lleva 11 años en el poder. Quiere estar 33. Declaró el 4 de Febrero, el día del golpe fallido, fecha de fiesta nacional.

ANABEL dijo...

No sé ni que decirte...
Lo siento, me dejas sin palabras.
Besos

Lena dijo...

http://espectaculos.eluniversal.com/2010/02/03/pol_art_chavez-evalua-si-a-l_1749077.shtml

Nostalgia dijo...

y como imaginar que el mismo loco llegaria a presidente y destruiria sistematicamente nuestro pais? si alguien me lo hubiera vaticinado en ese instante me hubiera reido hasta las lagrimas.."ni que fueramos tan estupidos", le hubiera dicho...
eso, es aun mas doloroso.

Lena dijo...

Es exactamente cómo lo dices, Nostalgia.
No hay nada que añadir a tus palabras.
Has descrito la sensación a la perfección.
Y el dolor...con eso no se puede.

pepe pereza dijo...

Me pasa como a Anabel, me he quedado sin palabras.
besazo

-Pato- dijo...

Me ha impactado.

Si exprimís Latinoamérica chorrea sangre inocente...

Hemos tenido otros "chavez" por aquí.

Besos Lena.

Belén dijo...

Dios mío, la verdad es que esas cosas solo son para quien las vive...

Yo no sé si hubiera aguantado...

Besicos

Genín dijo...

Fíjate que caro se paga una debilidad:

¿A quien se le ocurre indultar a un golpista responsABLE DE MUERTES?

Ahora no hay manera de sacarlo de ahí ni con agua hirviendo, que desgracia le ha caído a la pobre Venezuela y a los venezolanos...
Besitos y salud

Capochoblog dijo...

En bqto, fue más suave... el toque de queda... todos a la expectativa. Esos días los recuerdo en cámara lenta con imagenes de tv por todas partes. Es como si uno viviese dentro de ese aparato... Un cordón umbilical... Que odio. Jamás he entendido como nadie vió algo que era tan claro. Como no vieron el odio que nacía con su "por ahora". Máldito infeliz.

Besos.

BLANCO dijo...

Soy argentino. ¿Hablamos de golpes, de dictaduras? Somos los lamentables campeones.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Espero que tenga el final que se merece y que todo el dolor que ha generado lo reciba multiplicado.

Besos.

Lali dijo...

Para mi fué mas duro el 27; la Base Aerea quedaba a 4 cuadras de la oficina...al abrir el porton habia un hombre escudandose con una camioneta y disparando con una pistola hacia un tanque que se aproximaba...una imagen casi de pelicula, los aviones disparaban tratando de tumbar los "Broncos" que volaban sobre el pueblo, los obreros se escondieron dentro de los tubos, las secretarias debajo de la camineta y yo con mi barrigota de embarazo...los dias siguientes zamuros sobrevolaban la Base quien sabe que pasaria alli adentro

Camille Stein dijo...

duelen los golpes, duelen más cuando se asiste aterrado e impotente a la retransmisión del dolor, del miedo colectivo, cuando se sabe que la locura no tiene medida y la inocencia se va así: de golpe...

un beso, F.& R.

Elyam dijo...

Que lindo post, me gusto mucho.
Saludos... Te sigo.

Robërto Loigar dijo...

Siempre ellos...esos malditos.
Forran de algodón sus manos de hierro y quedan igualitos.

Alguien dijo-Libertad, cuantos asesinatos se comenten en tu nombre.

Aire dijo...

Muy emocionada leyéndote hoy... muy emocionada... no sé qué más podría decir

Fero dijo...

Es una lectura que anuda el alma.
Lo vivimos en carne propia. Y por acá lo seguimos viviendo. No hay golpe de estado todos los días, ahora hay una mano empuñada que parece aplastar constantemente a la sociedad. Todos los días pasamos 24 horas de angustia porque la delincuencia nos agobia, la gente le teme a la policía porque son igual o peores que los delincuentes y la libertad de pensamiento y expresión se está degradando cada día más. Y aquel día se sangre y tristeza ahora es celebrado como fiesta nacional, "día de la dignidad", que asco.
Pero Venezuela cada día se indigna más, y ya llegará el momento.

Saludos lena.

la-de-marbella dijo...

Soy española, no lo viví. Viví el de aqui que visto con la perspectiva que dan los años fue algo loco y apresurado y menos mal, sin muertes ni heridos. La bella Venezuela merece un futuro mejor.

El novio de tu amiga es el unico que queda joven tras 18 años en la memoria colectiva de los que le conocisteis. Es curioso

Fero dijo...

No nos preocupemos Lena.
Lee este artículo:
Poco a poco, pero seguro, "La 'ola roja' se está destiñendo y la evidente influencia de Chávez en instancias como la OEA y la Unasur se está viendo deteriorada y el idilio socialista cayendo en picada."

‘Clic: Se está destiñendo el idilio socialista de Chávez en Latinoamérica’

Gino dijo...

...tanto tiempo sin pasar por esta posada...

Gino dijo...

...tanto tiempo sin pasar por esta posada...

Jackie dijo...

A mi me despertaron las ametralladoras esa noche. Estaba sola en mi apartamento y era como escuchar una pelicula de guerra en el televisor de otra casa. A los pocos minutos el telefono comenzo a sonar y lo que paso los dias siguientes fue terrible, una de mis peores experiencias en la vida, que incluyo mi primer viaje a la morgue.

Es increible que esa persona este ahi y nosotras fuera.

Juan Carlos Chirinos dijo...

Lo siento, Mary, no me censures, tengo que decirlo:
¡maldito hijo de puta! ¡devuélvenos el país y los reales que tú, tui familia y el otrro hijo de puta barbudo se han rumbeado!

un abrazo enorme, chica, yo también la pasé tirado en el suelo esa noche y ese día...

Miguel Pinto dijo...

Y a mi, por andar teniendo amigos influyentes y entardos, me desperaron mucho antes de que se escuchara por doquier el ruido del terror, la muerte y el odio. Inocente yo que no me enteré hasta mucho tiempo después que ese día se empezaba a matar a esa Venezuela maravillosa que yo había vivido hasta ese momento.

Nicté dijo...

supongo que me van a comer viva, pero bueno, aquí vamos.
Yo estuve en Venezuela en el 94 y me pareció que estaba lista para una revolución y una tiranía.
Mi país estaba en guerra, pero nunca había visto un supermercado caro SIN VERDURAS FRESCAS; recuerdo que compramos un brócoli florecido a precio de importado, entendí porqué mi tío cuando venía a Guatemala, llenaba la carreta del super de verduras y frutas.
en la carretera vendían trajes camuflageados, en mi país significaban muerte, en Venezuela los vendían con la boina roja, la gente añoraba el golpe (doy fe, me lo dijeron los músicos que me enseñaron a tocar cuatro)y Chavez era como superman, los niños se vestian de camuflage y usaban la boina roja, querían ser chavez. Yo todavía temblaba por el miedo a los militares, la gente pedía que saliera de la cárcel. todo estaba maduro, había hambre, acababa de explotar un gasoducto y los hospitales demostraban sus carencias, las autopistas privatizadas eran caras y podías comprar gasolina, pero no verdura fresca, era inevitable, pero los venezolanos no lo vieron así, en una fiesta de ricos, un trío cantaba canciones aguerridas "tomemos el poder, abajo la tiranía, viva el golpe" y la gente bailaba sin notar la letra. yo me vine de regreso, Guatemala puede ser guatepeor, porque también olvida, pero el hambre, siempre hace tomar las decisiones más controvertidas.
saludos

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

No sé muy bien que puedo aportar en mi opinión, cuando ya se ha dicho mucho en los otros comentarios. Y más cuando a vosotros os cae tan cerca esta tragedia. A veces pienso que nuestras democracias son tan débiles, que se rompen en el más mínimo engaño o argucia. Si fuéramos capaces de cortar por lo sano, cualquier movimiento que hiede a fascismo, sea del color que sea, nuestra libertad y nuestro progreso estarían más seguros. Desgraciadamente y de un modo histórico, tanto en España como en toda la América Latina, estamos permanentemente amenazados.

Adriana Telerina dijo...

Yo estaba en Valencia, viendo como la mitad de la Guardia Nacional intentaba poner orden en la calle defendiendo al gobierno, mientras la otra mitad que estaba en la guarnición de Naguanagua se alzaba claramente con los golpistas. Fue aterrador. Como a Nostalgia, Jackie y a ti, mi sentimiento es de irrealidad - no puede ser que ese hombrecito patético sea ahora Todopoderoso. No puede ser que todo lo que nosotras conocimos hace casi 20 años haya cambiado para siempre. No me creo la polarización y la intolerancia que son ahora sinónimos de nuestro gentilicio. Pero el problema lo tengo yo, por ser descreída; al final resulta que mi país ya no es aquel en el que nunca pasaba nada.

Food and Drugs dijo...

Triste historia.
Tener que aguantar a un tirano es muy malo para un país. Hará cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder. Incluso arruinará un país rico como Venezuela, para comprar los apoyos de las multinacionales petroleras.
Saludos

Lena dijo...

Nicté:

Lo primero...nadie te va a comer viva por expresar tu opinón.

(En Venezuela y en muchos países más, tristemente, expresar opiniones adversas a la corriente que manda, acarrea consecuencias).

Lo que cuentas de las verduras, me parece que pudo haber sido una experiencia puntual. Viví en Venezuela 30 años. Y, sí, alguna vez, en algún lugar, pude encontrar verduras pasadas, pero créeme, eso era una excepción, no una regla.
Cuando esta persona dio el golpe hubo un cierto entusiasmo. La corrupción precedente era inmensa, la gente estaba cansada.
Esta persona fue indultada y se lanzó a la política prometiendo democracia.
Las primeras elecciones las ganó limpiamente.
Fue entonces cuando se quitó la careta.
Y se mostró como lo que es: un dictador, un autócrata, un nepotista, un continuista, un déspota, un represor.
Podría continuar ilustrando cómo es esa persona y en consecuencia el régimen que ha impuesto.
Pero para eso están las hemerotecas.
Con consultarlas basta.
Sólo te voy a dejar una de sus últimas perlas:
A los estudiantes que protestan con las manos pintadas de blanco, los amenaza con contestarles con armas.
Los venezolanos confiaron en una persona que traicionó a su institución y a su país antes de ser presidente.
Porque un militar que usa las armas para derrocar a un gobierno y matar inocentes, traiciona a la patria.
Yo no voté por él. Pero asumo la equivocación como propia.
Nos equivocamos, sí.
¿Tenemos que pagar esa equivocación con 30 años de tiranía?
Yo creo que no.

Hay una gran verdad en todo lo que dices...y me voy a quedar con una frase escrita por ti:

el hambre, siempre hace tomar las decisiones más controvertidas...

El hambre y más cosas, Nicté.

Gracias por tu comentario.

Bienvenida.

Ontokita dijo...

a mi me ataca la rabia, la impotencia y la tristeza...sentir que somos testigos de una malaobra en donde la realidad se tergiversa por obra y gracia de la ignoracia de un pueblo y de estupidez de un tirano.
No dejo de decirme que tenemos la culpa, que no somos inocentes victimas de esta locura, no dejo de pensar en que la falta de conciencia y el egoismo también se han aliado para dejarnos sin patría. PalabraPatría, en su bonito significado, tierra en donde todos eramos hermanos.

NANO dijo...

.:.

Hoy leí tu artículo en la prensa local (de Maracaibo, en "La Verdad") ... pensé en ti, y en tan siquiera darte mis saludos...

Es difícil expresar las emociones y más cuando todo está tan revuelto...

Hay que seguir adelante...


.:.

Miguel Baquero dijo...

Un tipo grotesco y ridículo si no estuviera siendo, por encima de todo, sangriento

DANI dijo...

La jodienda de todo esto, es que cada día ocurre lo mismo en algún punto de este podrido planeta.

Y la vacuna, está aún por inventar.

Besos de fuerza

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

El perpetuarse en el poder, es idea justamente de los que quieren TODO el poder y para SIEMPRE. Eso no es saludable para nadie, no puede serlo.
Lo malo es que está durando demasiado y todos sabemos que tanto así o aún mayor, será el tiempo de recuperación, una vez que el "hombrecito" se haya ido. Lo sabemos por experiencia.
Saludos.

moderato_Dos_josef dijo...

Realmente impactante. Todavía recuerdo el fallido golpe de Estado de Tejero aquí en España, fue terrible. volver a una dictadura por la fuerza, espantoso. Te comprendo perfectamente.
Un abrazo.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y siempre es igual, alguien sale a trabajar ajeno a todo y muere...sin culpa, sin saber, alguien le arrebata la vida.

DaliaNegra dijo...

Solo puedo dejarte un fuerte abrazo, y mi deseo de que un día no lejano la sinrazón deje los gobiernos de todo el mundo.Mi cariño, generosa Lena***

Oceanida dijo...

A veces es imposible contener la ira ante algunas situaciones, es asombroso Lena, no hay palabras.

Solo espero que el prehistorico animal caiga de una vez por todas, y que la bella Venezuela pueda respirar en paz algun dia.

Te abrazo desde el sentimiento, en Espana tuvimos un dinosaurio parecido y te entiendo al dedillo.

miralunas dijo...

ay, Lena! qué podría decirte yo, que soy argentina y que nuestros gobernantes lo tienen de amigo, aun con el peso de nuestra historia.

qué podría decirte yo...


un abrazo!

MBI dijo...

Emocionadamte...desesperante..

MBI dijo...

Apoyando a los venezolanos...
que lo sufren...

Miguel Marcotrigiano dijo...

Hola, querida amiga:

Muchas gracias por pasarte por mi blog. Siempre estoy pendiente del tuyo, pero debo confesarte que ya es demasiada el ansia por estar esperando tu libro. Admiro mucho tu trabajo y siento que debes compartirlo por medio de las "antiguas" formas de la edición en papel. Un fuerte abrazo.

Continúo en la espera.

Ariadna dijo...

Hola Lena

Me sobrecoge tu relato y me entristece mucho el ver como ah continuado al historia. Espero que en un tiempo no muy lejanos podais libraros de la tiranía, no os mereceis esto

Un abrazo

Nómada planetario dijo...

Sin ir más lejos tuvimos que aguantar a Franco 40 años. Demasiado ruido de sables y fusiles en nuestras historias recientes.
Un abrazo.

Georgia dijo...

Parece una historia de novela, pero no, es nuestra realidad, que cada vez está mas empeñada en empeorar...dejo la letra de una canción de un cantautor Venezolano, Roque Valero, es un retrato de lo ocurrido:
" Y donde van todos los sueños que ya se soñaron
Donde duermen los colores
cuando todos ya los han pintado
Donde descanzan todos esos buenos pensamientos
Donde se escuchan las palabras
si los oidos caen con los muertos
Caen la risa y la ilusión, caen los latidos del corazón
Cae el que sabe porque cae
y cae el que nunca entendió porque estaba allí
Caen las estrellas y debajo de ellas, cae el amor.

Y donde van todas las mañanas de promesas
Donde duermen las pasiones
cuando ya no quedan más riquezas
Donde descansan las nostalgias y los sentimientos
Donde se miran las miradas
si los ojos caen con los muertos
Caen la lluvia y el temor, caen las noticias cae el sol
Cae el que sabe porque cae
y cae el que nunca entendió porque estaba allí
Caen las estrellas y debajo de ellas, cae el amor."

Xiada María dijo...

Vaya, estamos tristes. Pues llorando no se consigue nada. Es lo que me dice siempre mi madre.

Besos

Naida dijo...

En ese momento estaba en edad de colegio y mi mamá me despertó para que fuera a ver la televisión.
Como pasa el tiempo... y sin embargo parece que no pasa.
Viviste en Broward un tiempo?

caborca dijo...

Bello texto que ojalá sea premonitorio del colapso del Régimen.

Kim Basinguer dijo...

¡Uff que miedo!
El sufrimiento y el miedo une a la gente,sinembargo el pánico a separa asi que hay que caminar en esa línea que los separa, tener fuerza y esperanza.

PIZARR dijo...

No sabes cuanto me impacta leer sobre este tipo de acontecimientos Lena y es que una cosa es ver las noticias por la TV y otra conocer de primera mano las sensaciones, los sentimientos, las frustraciones y el tremendo dolor que producen en personas que gracias a este medio he conocido.

Pobre Latinoamerica que parece condenada a chorrear sangre inocente como te dice Pato.

Por otro lado leer sobre todo esto, me produce una especie de cargo de conciencia por ignorar o no con0ocer suficientemente tantas cosas de las que pasan en el mundo.

Tras las sonrisas que los relatos de Juan imprimen siempre en mi rostro, la seriedad se impone al reflexionar sobre estos temas.

Un abrazo inmenso Lena

Vane dijo...

Yo estaba en Valencia, mis papas me sacaron de la cama con la noticia y al ver las imagenes en la television no se me hacia claro el limite entre suenio y realidad. Dia infame que quedara impreso en la memoria de los venezolanos por siempre.

Me estreno por tu blog con la mayor ilusion. Por aca me tendras con frecuencia, si te parece.

Ontokita dijo...

yo estaba en las calles como pichon de periodista que era...caminar por la desolación cruzando rios de sangre, ese es mi recuerdo.

Nerina Thomas dijo...

Dura historia, amarga realidad. Historia de vida. un cariño

JDD dijo...

Es uno de los pocos recuerdos que tengo de mi niñez.

Tenía unos siete años. Nos despertamos y mis papás nos dijeron a mí y a mi hermana que ese día no iríamos al colegio. Como todo niño, me contenté.

Fui a ver a la televisión a la que más tarde sería una de las personas que más odiaría en mi vida.

El resto del día lo pasé escuchando aviones y bombas explotar cerca del Helicoide porque allí vivía para ese entonces, en la Avenida Victoria.

Terrorífico.

Mientras, mi papá hablando con mi tío por teléfono como si nada estuviera pasando: acostumbrado tristemente a ruidos de otras guerras.

Y fue ése el comienzo del sufrimiento crónico y tormentoso que vivimos hoy en día.
Desde entonces, las bombas no han parado.

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Lena! Tantas historias. No voy a contar la mía. Dan ganas de llorar más bien. Nunca hemos vuelto a ser lo mismo. Cada vez nos parecemos menos a lo que una vez fuimos. Como la cura del cáncer, no la vemos por ninguna parte. A veces camino por calles cuyas imágenes recuerdo en el tiempo, veo las caras de otrora, sonrientes, felices, y las de ahora, semblantes tristes, amargados, sin rumbo definido, así estamos, y no sabemos por cuanto tiempo más. Yo me niego a perder la esperanza, definitivamente me niego...besos Lena!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Paso este domingo ya casi de noche... como siempre, siempre me encuentro alguna maravilla en forma de letras.

Saludos y un abrazo.

Chousa da Alcandra dijo...

No desesperes. No desesperemos. Como decimos en Galicia, a todos les llega su San Martín...

(Llegué aquí por razones que no vienen a cuento. Y ni pude ni quise pasar sin dejar un mensaje por aquellas mismas razones).

Mis saludos

Anónimo dijo...

En ese momento nadie se imaginaba lo que estaba por venir. De haberlo sabido otro gallo cantaría. Y eso es ''por ahora''. Qué más faltará?
Tina Q

Enrique Rojas Guzmán dijo...

vuelvo tras unos meses de ausencia y aprovecho para saludarte.

Waiting for Godot dijo...

Lena,
En el año 94 di una charla en una de mis clases sobre lo peligroso que era este hombre a quien yo a punta de hemeroteca llevaba tiempo investigando, dije que podria ganar la presidencia algun dia y destruir el pais. Me abuchearon y me llamaron burra, no me pusieron orejas de burro porque no las habia, al final mira...
Mi padre durante las primeras elecciones que le hicieron presidente no paraba de rogarles a todos sus amigos y conocidos que no votaran por este hombre, sabia lo que venia, en mi edificio todos se burlaban de el y mira...
En enero del 2000 unas italianas me botaron de una peluqueria que regentaban porque insinue lo que ya todos sabemos y es que el desastre de la guaira no lo quiso evitar porque mi cuñado de aquel entonces que trabajaba en defensa civil ya sabia muchas horas antes lo que venia y le habian avisado pero el tipo hizo caso omiso por aquello de ¨si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca¨ solo que ni es Bolivar ni es Dios y se le vino la Guaira abajo muchos murieron porque el preferia continuar con elecciones aquel 15 de diciembre, a mi las italianas me dijeron que no merecia vivir en Venezuela por hablar asi del Dios Chavez y ya ellas se han ido del pais...
Es triste, este hombre ha traido miseria y tristeza al pais pero solo muy pocos parecieron verle, yo se que al final no votar por el no te quita padecer lo que mi familia lleva padeciendo todo este tiempo, pero me queda la tranquilidad de saber que por nosotros no esta alli Lena, se que suena tonto pero por lo menos siento el orgullo de saber que mi papa a quien llamaban tonto intento impedir ese desastre que el y algunos pocos supieron ver. Un beso

Waiting for Godot dijo...

Quise decir parecieron verle tal cual es...

Tarántula dijo...

Es difícil recordar, sin embargo creo que en ese preciso instante nacia sabía encima lo que le venía con el impulso de este hombre a la palestra nacional. Tú imagínate, Lena, estaba yo en el colegio, tenía 11 años y hablábamos del tipo sin saber muy bien de dónde había salido y qué se proponía. Teníamos mucho descontento con los gobernantes de es momento, no nos colaban muchas cosas, pero no, no sabíamos qué nos venía. Si lo hubiésemos sabido, o tal vez, ¿lo habríamos podido adivinar?

Estaba en Cumaná y con 12 años pensé que era chévere que no hubiera clases, y entonces, tan inocentes todos, sin saber el futuro, tan ignorantes, qué cosas.

Beauséant dijo...

qué lejos suena todo eso en los periódicos, y que cercano se siente cuando alguien lo cuenta en primera persona...

Jota dijo...

Siempre hay salvapatrias disponibles para amargarnos la vida a los que pretendemos vivir sin molestar a nadie. Nótese la diferencia entre el muchacho que se levanta tranquilamente para ir a trabajar y le pegan un tiro y el anormal que se levanta para dar un golpe de estado y provoca su muerte... ¿Cómo es posible que sea éste quien pase a los libros de Historia?

Goathemala dijo...

Caramba, tengo tanto atraso en leerte como alegría de descubrir tus nuevas letras. En breve encontraré tiempo del bueno para leerte.

Un abrazo.

Gata dijo...

Me has dejado con la boca abierta, no por lo q pasó q por supuesto que lo conocía, sino por como lo has escrito. Me has dejado con la boca abierta y el alma aterida.

Ese hombre es peor que un loco, es un cuerdo que se cree que lo está, pero lo peor son los gobiernos europeos que le rien las gracias, entre ellos el de mi país, menos el rey que ya viste como le enfrentó (lo que me pude reir)
un abrazo y mis respetos

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Saludos, es un gusto leerte

desde Colombia, un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails