21.9.11

Maridar letras y pinchos en Utrecht...



        Fotografía: Elizabet Gállego



La experiencia vivida en Utrecht no sólo fue enriquecedora sino una de las más alegres que me ha tocado en suerte vivir.

Caminé sus calles, bordeé sus canales, me uní a las comparsas de estudiantes universitarios que salían de marcha (desde la ventana de mi habitación bailé y silbé con ellos), zigzagueé en sus mercados callejeros entre ropa, quesos, panes, frutas, pescado frito y me olvidé del mundo en sus librerías y tiendas gastronómicas en las que me contuve más o menos exitosamente.

Me encontré con amigos conocidos y por conocer.

Compartí con gente cálida y brillante, conversé con una adorable traductora con la que comparto nombre, me emocioné escuchando las voces de niños muy pequeños pronunciando con entusiasmo palabras en español, viajé en tren sin perderme por fuera (aunque sí por dentro) y facturé mi equipaje yo misma en una máquina que se escapó de Los Supersónicos.

Y hablé.

En la sede de Instituto Cervantes de Utrecht ante un público atento, receptivo, lleno de sentido del humor, generoso y sonriente.

Juntos maridamos letras y cocina, desde lo teórico y lo práctico.

Porque después de la conferencia hubo una degustación de pinchos.

Cada pincho estaba asociado a un relato escrito por mí.

Los textos escoltaban las bandejas y las copas de buen vino español.

Así que charlamos, brindamos, bebimos, comimos, escribimos y leímos.

Os dejo uno de los textos que acompañaron a las tapas.

El resto los publicaré en entradas venideras.

Quiero agradecer al equipo del Instituto Cervantes en Madrid y al de Utrecht por permitirme ser parte de un proyecto tan hermoso: difundir nuestra lengua a través de dos saberes que también son sabores; literatura y gastronomía.

_________________________________________________


                        Imagen: Souvlaki for the soul: spanish-tapas



Dondestapalojamon 

(Para el canapé de tomatina con serrano y aceituna)


A Corina Michelena, voz que orienta desde el frío.


Cuando el tomate entró al bar intentó hacerse entender con gestos.

Señaló la máquina de tabaco, riñó con las monedas que exhibía la palma de su mano, exclamó reconfortado al ver las tazas de café alineadas sobre la barra, codeó a los lugareños con complicidad al detectar la balda de los licores y aplaudió brazos arriba al descubrir las botellas de Stolichnaya.

Luego abrió la boca y dijo: Dondestapalojamon.

Pepo no entendió.

Descompuso la palabra en sílabas y las reacomodó para encontrar la combinación ganadora.

Donde stapa lojamon (¿un pueblo? no me suena)

Don de Stapalojamon (¿un Conde? no creo, aquí no hay de eso…)

donde s tapa lojamon (si le pongo una e delante de la s y una n delante de la j…)

donde es tapa lonjamon (y si junto es y ta, escribo un la solitario y borro pa y mon)

donde esta pa la lonja mon… (¿dónde está la lonja?...!eso es!)

Cogió una servilleta y trazó en ella un plano con indicaciones.

El tomate sacudió la cabeza enérgicamente y repitió el galimatías:

Dondestapalojamon

Pepo lo miró con pena.

Le pareció triste aquel tomate, tan perdido y confundido.

Lo invitó a que se sentara y le sirvió un café con leche y churros.

También le ofreció un chupito de vodka.

El tomate sonrió agradecido.

Cogió el boli del bolsillo de Pepo y le dio la vuelta a la servilleta.

Garabateaba en ella cuando el ruido de varios camiones lo hizo dar un salto.

Buscó la salida gritando: ¡palojamon, palojamon!

Frenó en seco en el umbral, volteó hacia Pepo, le dijo spasiba y saltó a la calle mezclándose con la muchedumbre que seguía a los camiones.

Pepo examinó la servilleta abandonada en la mesa.

El tomate había dibujado una cucaña coronada con un jamón.

¿Dónde está el palo jabón? ¡Eso era lo que quería decir!

Afuera, la fiesta estaba a punto de empezar.

Y un ruso veinteañero disfrazado de tomate era el primero en la fila frente a la cucaña.

Era feliz.

Estaba en la tomatina.


15 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Enhorabuena. Por las letras y por la gastronomía.

TORO SALVAJE dijo...

:)

Muy ingenioso el relato.

El próximo año en Brujas (de buen rolloe eh...)

Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Cuánto me alegro de que hayas puesto esta entrada, gracias, muchas gracias!!
Me ha encantado el relato y todo lo que cuentas, debe haber sido una gozada escucharte,¡me gusta tanto convinar la gastronomía con las letras!!
Besicos muchos y de nuevo, muchísimas gracias.

zer0gluten dijo...

Ya sabes que mi admiración por tí es cosa de un flechazo.
Me encanta como te expresas, me encanta que unas con tanta naturalidad y tanta gracia gastronomía y literatura, me encantan tus originales relatos cargados de guiños y de ingenio, pero lo que más me gusta es lo mucho que valoras el trabajo que haces. Eres una superafortunada, pero eres consciente de ello.
Ojalá un día pueda asistir a una de tus charlas.
Te mando mil besos.

Humberto dijo...

Hay una palabra muy criolla que describe, desde el paladar, la maravilla del escrito y la experiencia: sabroso, muy sabroso.

Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Enhorabuena por tu colaboración con el Instituto Cervantes y por la experiencia. Me ha encantado el relato. Un abrazo.

Genín dijo...

Me alegro que además de trabajar, te divirtieras...
Besitos y salud

Pato dijo...

Sos la genia de siempre y te felicito por superarte cada día, en cada nueva experiencia Lena, te admiro!


Ahora una de las cosas que mas admiro es que hayas podido combinar tan bien dos cosas maravillosas, las letras y las cosas ricas, es genial!!!!!!!

Por donde yo voy siempre se come lo mismo, leemos o cantamos o pintamos ooooooo loquesea y comemos lo mismo, y acá vengo y veo que comés cada delicatessen que mama míaaaaaaa!!!

¿que tengo que hacer aunque sea para aproximarme a este delirio de delicias??????

En algo me estoy equivocando =(

ajajjajajjaj!!!

Besos!!

Nacida en África dijo...

Mi querida Lena: Me alegro de corazón que te lo hayas pasado tan bien y de verte recompensada por la atención que todos han dispensado a tu trabajo. Enhorabuena y espero más escritos. :)

Brisas y besos.

Malena

miralunas dijo...

qué inteligentemente bella sos, Lena!

te dejo un abrazo!

Ricardo Miñana dijo...

Mis felicitaciones por el evento,
que tengas un bonito fin de semana.
un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Me has despertado el apetito, que quieres que te diga. Buscaré la botella de manzanilla San León que bien casa con el jamón.
Besos mientras la gusa pide paso.

BLANCO dijo...

Riquísimo todo.

Te sienta muy bien el azul. (ay, como no seas vos...)

gaia56 dijo...

Disfruté tu post y me llegaban los aromas.
Un beso.

Sol dijo...

Lena, gracias por presentarme la palabra "maridar", estoy construyendo muy buenas relaciones con ella.
Felicitaciones de nuevo por este éxito y tu post tiene un gusto inquietante.

Un beso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails