27.9.11

Querencia



      Foto: Elizabet Gállego.


(Para la banderilla de gambas marinadas al ajo con uvas)

A veces la lengua es un toro
que busca su casa en la arena.
Cuando la lengua es un animal
persigue incansable
sus querencias.
Un recuerdo pacta una cita.
El capote cela los tiempos
y aguarda su suerte.
Llegado el tercio
una banderilla de gambas al ajo con uvas
rasga en dos el paladar.
Una chicuelina envolvente
es un lance de retorno
al paraíso perdido:
el ajo blanco que hacía mamá.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esa tapa parece irresistible.

Besos.

El Chus dijo...

Imagina empezar los piscolabis con poesía, qué lujo europeo ese...

Embellece usted hasta las gambas, Lena...

Genín dijo...

¡Que ricas las tapas y la letra!
Besos y salud

Adriana dijo...

una belleeeeezaaaaaaaaa

la-de-marbella dijo...

Fantastico!! Ojala estuvieras cerca para invitarte a un ajoblanco, es de lo poco q me sale bien. Besos

miralunas dijo...

Piba, quèdome aquì regocijada.
Y con El Chus repito, así de convencida:"Embellece usted hasta las gambas, Lena..."

salute!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me quito el sombrero y te aplaudo.
Besicos muchos guapa.

Vagamundo dijo...

Y luego dicen que el toreo no es cultura... :D

Nómada planetario dijo...

Has logrado que la boca se me haga agua, pensando en esa bandeja. El otro día preparé ajo blanco con uva moscatel de Manilva, bocato di cardinale.
Un abrazo, exquisita componedora de versos envueltos en manjares culinarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails