11.12.12

Instrucciones apócrifas

 
 
 


2. Para un pollo muy pollo.



Llene una ollita con agua.

Póngala sobre la hornilla a fuego alto.

Cuando rompa a hervir introduzca al pollo en cuestión.

Baje a fuego medio y deje cocinar durante diez horas trinchando de vez en cuando y reponiendo el agua según vaya mermando.

Transcurrido el tiempo de cocción saque al pollo del agua y escúchelo.

Si cacarea las consignas del dictador de un país en el que jamás viviría, devuélvalo al agua y doble las horas de cocción.

Repita tantas veces como sea necesario.

La sal es opcional y al gusto.


___________________________________

6 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Sigo tu consejo a pie de la letra.
Besicos muchos.

Genín dijo...

Pero hay que buscar un pollo que no sea imbecil, no tenga una venda en los ojos y sepa razonar, nada fácil corazón...jajaja
Besos y salud

h.j. dijo...

Me he reído tanto... Un abrazo

Vagamundo dijo...

Lo malo es que hay pollos que nos cuecen a nosotros, a fuego lento, subiendo la temperatura paso a paso para que nos dé tiempo a acostumbrarnos a perder, a renunciar, cada día, a un trocito más de vida.

Beauséant dijo...

¿se puede acompañar de algún contundente golpe en la sesera?

mc dijo...

Lena, espero que hayas pasado una muy feliz navidad! Miles de abrazos para ti y para el Pez. Que es de su vida? Debe estar ya grandote.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails