17.4.13

Ollas contra balas / Votos contra mentiras








Qué difícil controlar el golpe que se siente en el estómago cuando las hienas  se ríen del pueblo.


Qué difícil controlar el fuego en los dedos cuando se lee la mezquindad del que no conoce nuestro drama y hace apuntes "doctos" sobre Venezuela desde lejos.



(La gente que colecciona y vive clichés está más cerca de lo patético que de lo reivindicativo).

A las instancias internacionales que se mantienen íntegras: no nos abandonen. 

No dejen solo al pueblo venezolano.


Venezuela ha sido siempre un país solidario. 

Es hora de arrimar el hombro a un país que ha acogido inmigrantes con los brazos abiertos.


Si la solidaridad te importa un bledo, hazlo por las misses, por las playas, por el cacao, por la música, por la literatura, por el ron del cubata que te bebes el finde.


A los que hablan de lo linda que es "Isla Margarita", la Gran Sabana, Los Roques. 

A los que han ido de turistas y se han enamorado: ayuden.


A la comunidad mundial: no nos dejen a la deriva.

Toca batir el cobre por una Venezuela libre.


                Esto tiene que parar. Foto: Mirna Caballero  
               
                 http://mypict.me/index.php?id=353312030


Suenan las cacerolas en pleno corazón del chavismo en Caracas, el barrio 23 de Enero.





8 comentarios:

Jobove Reus dijo...

excelente

http://trucadors.blogspot.com/

Antonio Misas dijo...

El poder, la ambición y la Gloria de los iluminados no tiene límite. Dificil empresa. El resto del mundo, como siempre, acabará por no hacer nada: "El Gobierno duda si enviar al Príncipe Felipe al acto de jura de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. España no pedirá disculpas a Venezuela pero reconoce a Maduro". Estados Unidos todavía no reconoce a Maduro. Las dictaduras son largas y tristes.

Mi SOLIDARIDAD.

Abrazos

dijo...

Yo me pierdo un poco en la historia de Venezuela. Reconozco que la siento ajena. Pero el dolor que puedas sentir, Lena, ese no... ese no es ajeno para mí. Ver cómo se destruye tu pueblo en nombre de no sé qué (me da igual el color político). Me pasa ahora con el mío. Siento que lo están destrozando. Y me siento impotente.

Un beso. Desde el corazón.

Beauséant dijo...

Me aterran este tipo de personas, las que se creen investidas de un poder divino y que se encuentran por encima del bien o del mal. Me suenan tan rancios y manidos sus discursos, me duele tanto las mentiras que esconden.. Pero sobre todo, duele la impotencia.

Genín dijo...

¿Cacerolada contra el chavismo en el 23 de Enero?
¡Que bueno!
¡No me lo puedo creer!
¡Ahora si que el verde lo va a tener crudo!
La lástima es que hay que esperar otros seis años para que terminen de hundir a la pobre Venezuela...
Imagínate para levantarla luego de esta ruina...
Pero los venezolanos de bien podrán con todo!!!
Tu sabes como pienso yo...
¡Un abrazo fraterno y mucho ánimo!
Besos y salud

mjromero dijo...

Son nauseabundas las botas militarers, simpre pisan y producen dolor, este hombre que no calza bota militar es heredero de ellas..., y su lenguaje no es precisamente diplomático.
Malos tiempos.
te he citado en 'cuanto sé de vos' a modo de agradecimiento por tu paso por mis blogs.
Un abrazo grande.

Sol dijo...

El hombre levanta el puño, amenaza, vocifera, cuestiona y se envalentona por un momento sobrevenido que pasará a la historia como la proclama más patética de nuestra historia republicana (al menos de las que he presenciado). España se lo piensa y rectifica, debo reconocer al personaje en su investidura y uno como ser minúsculo no hace más que reconfirmar que la soledad de los pueblos oprimidos no es más que el corolario de la indiferencia y el negociado.
Será triste para mí observar a la delegación española consintiendo semejante acto esperpéntico.
Saludos

Dh dijo...

Que bueno leerte Lena, y que triste la situación que estamos viviendo en nuestro país. Ojalá los organismos internacionales alcen su voz contra los atropellos, las amenazas, las mentiras que estamos viviendo. La máscara se les está resquebrajando a los herederos del chavismo y están dejando ver sus falacias; sin embargo, justamente la amenaza de quedar expuestos les ha hecho accionar con mayor atropello, "radicalizar la revolución", según sus propias palabras y estamos en un ambiente de tensión cada vez peor, y por mucho, peor que con Chávez.
Las cacerolas suenan en todos los territorios que se pensaban chavistas; pero su sonido hace poco a los oídos sordos del auto-nombrado presidente, que desconoce que Venezuela hace rato está despertando del letargo y que ya no son mayoría.

Un grato saludo.
-Fero.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails