14.2.14

¿Cómo se siente Venezuela desde afuera?


Imagen: Egor Shapovalov



Se siente como cuando sueñas que estás en peligro, te van a atacar, intentas pedir ayuda gritando y no te sale la voz.

Se siente como si estuvieras encerrado en una pecera. 

Y desde allí ves todo lo que le ocurre a lo que más amas en la vida. 

Te obligan a ver, cristal de por medio, violaciones, atropellos, incendios, pisotones, sangre, muerte, abusos, injusticias.

Estás en la pecera y todo el estruendo de la tragedia pasa por el filtro del agua.

Todo el fragor, el dolor, todo el ruido se distorsiona por la barrera líquida.

Aguzas el oído tanto como puedes para descifrar lo que ocurre con claridad, para estar más cerca de eso que te quema el alma.

Pero no lo logras.

El vidrio de la pecera desforma las imágenes: las aumenta, las llena de claro oscuros, de muecas.

Descompone la tragedia en fantasmagorías.

Intentas correr para estar allí pero tu cuerpo y tu espíritu se estrellan contra las paredes transparentes.

Terminas resbalando por el plasma como un huevo lanzado contra una ventana.

Rota, te vacías.





___________________

3 comentarios:

Genín dijo...

Si, mas o menos, como siempre, te expresas a la perfección :)
Besos y salud

Adriana dijo...

y preguntas y preguntas a los que estan fuera de la pecera, pero ni ellos saben decirte que es lo que pasa en realidad.

Y es que el odio nos ha consumido los oídos Lena querida. Los oídos y los ojos.

Alís dijo...

Nos duele nuestra tierra y más en la distancia. Y en la incertidumbre.

Un fuerte abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails