4.4.14

Despertar con la imagen de un estudiante desnudo


Despierto con la imagen de un estudiante desnudo.

La humillación y el abuso en extremo: le arrancan la ropa y lo golpean dentro de la Universidad Central de Venezuela.

Lo acosan hienas encapuchadas, lo mancillan, lo pisotean.

O eso intentan porque cuando vuelvo a la foto veo tanta dignidad en esa piel forzosamente expuesta que me erizo, me sobrepongo, el estómago se me hace impulso y el llanto se vuelve dientes apretados.

Despierto también con una noticia: "España suspende la venta de material antidisturbios al Gobierno venezolano".

Siento un alivio parcial.

La primera lectura me dice: comienzan a abrir los ojos.

La segunda lectura dice: esto va para largo.

La tercera lectura tropieza con la frase "espiral de violencia": echo de menos palabras como "acoso", "asedio", "violaciones", "vejaciones", "asesinatos". Echo de menos que se hable de "derechos humanos", de "torturas", de "secuestros".

¿Cuánto falta para que esta jauría que humilla y atropella se autodenomine escuadrones de la muerte?

¿Cuánto falta para que se asesine en masa en nombre de una pretendida revolución?

Una palabra en la prensa del día me angustia: la cabeza del régimen, el spin off del militar fallecido, habla de secesión.

Alimenta el discurso extravagante, delirante y dislocado de estos 15 años con un viejo término que encierra en sus letras guerra civil, fratricidio, una excusa justiciera para disparar. Entre las mil y una diferencias es que sólo una parte del país está armada.

Secesión suena a pistoletazo de salida.

Saltan las bestias a la pista en una carrera enloquecida.

¿Cuál será la meta?

¿Matar (más)?

¿Cuánto tardaremos en escuchar "secesión" seguida de "abolición de la esclavitud del siglo XXI"?

¿Cuándo dirá este hombre que los del bando secesionista son oligarcas amos de esclavos?

¿Cuánto tardará toda esta locura en ser la invitación a degollar a los empleadores?

Hay días en que el miedo le gana a la esperanza.

Por fortuna, la piel del niño desnudo y su dignidad, nos llena de fuerza.




________________________

1 comentario:

Genín dijo...

La cosa cada vez es mas difícil, Cuba tiene un verdadero ejército asesorando y actuando, Venezuela se ha convertido en su sangre,sin esa transfusión continua Cuba estaría obligada a tirar la toalla, y los traidores que les han vendido la patria por dos lochas que Cuba da, pero que Venezuela responde con miles de millones es esencial para ellos, y el sátrapa necesita de su experiencia para conservar el poder pisoteando a los ciudadanos acostumbrados a vivir en libertad, sinceramente, temo decir lo que pienso, la única solución es que los militares vean como sangra su patria y reaccionen...
Besos y salud

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails