22.8.14

Yordano




A Yordano* lo conocí hace muchos años en casa de Aroldo Betancourt**.

Eran los días de Por estas calles***.

Esa noche hablamos muchísimo.

Estaba remodelando su apartamento y comentamos sobre cocinas.

Bebimos muchas cervezas.

O yo bebí muchas cervezas con María Alejandra, en ese entonces su esposa, y el resto bebió whisky.

Yordano, tímido, levemente tartamudo, culto.

Después de tanta charla, al filo de la madrugada, nos dimos cuenta de que estábamos lejana y políticamente emparentados.

Nos vimos en otras ocasiones pero nunca compartimos tantas horas como en aquel apartamento de La Boyera.

Tengo recuerdos nublados de fiestas, de partidos de baseball, grabaciones.

Todo tan lejos como el país.

Hoy abro el facebook y me encuentro que tiene problemas de salud en una Venezuela que es incapaz de corresponderle.

La crisis sanitaria (una más del infinito espectro de las crisis) abarca lo leve y lo severo.

No hay hilo para suturas, no hay escayolas, no hay anestesia, no hay jeringas, no hay medicamentos, no hay tratamientos para enfermedades crónicas, no hay cómo hacer frente a un cáncer, al sida, a la diabetes.

No hay.

Dos palabras que podrían ser las estrellas de la bandera.

Este post es para abrazar a Yordano y a todos los pacientes.

Y es también un mensaje en una botella: no sabemos quién nos lee.

Si alguien tiene cómo echar una mano a la gente de un país en jirones, no dude en hacerlo.

Hay tantas instituciones, fundaciones, filántropos buscando causas.

Ésta es una: Venezuela.

_______________

* Yordano: http://es.wikipedia.org/wiki/Yordano

** Aroldo Betancourt: http://es.wikipedia.org/wiki/Aroldo_Betancourt

*** Por estas calles: http://es.wikipedia.org/wiki/Por_Estas_Calles

1 comentario:

Genín dijo...

No hay, no...
De lo que mas NO HAY es...
No hay vergüenza en los que gobiernan el país...
Besos y salud

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails