25.2.15

Ruego por Venezuela





                                                 Imágenes: Robert Triscoli.






En una semana la policía del régimen ha asesinado a seis estudiantes.

El más reciente tenía 14 años.

Un tiro en la cabeza cercenó su vida.

En la acera quedó una parte de lo que usaba para pensar, para memorizar operaciones matemáticas y valencias químicas, para escribir en la última hoja de su cuaderno un número de teléfono, para caminar, ver, respirar.

Los cerebros a veces se fugan.
Otras se perforan.

Los cinco restantes presentaban signos de tortura.

Sus madres tuvieron que ver en un cuerpo herido, abusado, quebrado, machacado, al bebé al que una vez dieron de mamar, al trasto que les hizo un favor rompiendo un jarrón horroroso, al adolescente que parecía una piraña frente a la nevera, al joven que festejó el día que supo que la universidad lo aceptó como alumno.

Nadie podrá reclamar, no habrá denuncias ni juicios porque la ley es clara: se puede y se debe usar armas mortales contra aquel que proteste.

Yo ruego que miren hacia mi país.
Yo ruego que se conduelan.
Yo ruego que se pongan en ese lugar.
Ruego ayuda para denunciar.


____________

3 comentarios:

Genín dijo...

Aunque me parecía que no se podría superar la tristeza por lo que ocurre en Venezuela desde hace tiempo, estaba equivocado, esto lo supera todo...
Besos y salud

Mamá Pata dijo...

Nuestro corazón está con vosotros.

Beauséant dijo...

Pareciera que estamos atrapados en una estúpida moviola cósmica donde siempre sufren los mismos...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails