13.3.15

6.205 días fuera de Venezuela

                    Foto: Katerina Lomonosov


Tengo 6.205 días fuera de Venezuela sin dejar estar en ella ni un segundo.

Desde que vivo físicamente fuera de su mapa camino sobre un cable en tensión.

Mis rodillas tiemblan, mis tobillos se doblan, no tengo vara en las manos.

Vivir es evitar que la gravedad acabe conmigo.

Las circunstancias del país se hacen foso magnético.

Pies ligeros, como Aquiles, no te dejes arrastrar.

(El rezo de la que no reza). 

Pero hace unas semanas fueron más estudiantes muertos, hace dos días el embajador habló del sonido de las balas en las cabezas de los que piensan distinto, hoy un abuelo hecho preso político aparece muerto en su celda.

Cada día tengo que controlar el fuego que arde en las yemas de mis dedos.

Cada día tengo que aprender a respirar.

Por favor, miren hacia Venezuela.

Los que desde aquí hablan con admiración del "Salto el Angel", de "Isla Margarita".
Los que desde otros países nos enlazan con Misses y playas.
Los que se asombran y piensan en guerra y posguerra cuando ven en un programa de tele cómo obligan a los ciudadanos a hacer colas de horas para entrar a automercados vacíos.

Nuestra tragedia es eso.

Pero sobre todo eso, nuestra tragedia es muerte.

Muerte escogida por otros, muerte impuesta, muerte a dedo.

Necesitamos ayuda.




*Pinchar los enlaces para detalles.



_________________

2 comentarios:

Genín dijo...

Pobrecita, eso es demasiado tiempo de sufrimiento fuera de tu patria querida, pero bueno, al menos estás viva y en libertad para poder ayudar...
Hoy, los de Podemos han votado a favor de Maduro en Bruselas... :(
No te preocupes, aquí no van a ganar :)
Besos y salud

h.j.s. dijo...

Triste, como murió... no puedo creer que digan que se suicidó... no para una persona que luchaba como él.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails