14.7.16

Adiós, Desiderio. Mi entrega más reciente para Dulcear








Adiós Desiderio
Por Lena Yau


Desiderio:
Me gusta la verdad.
La verdad tal cual es, sin ambages.
A ti no.
Contigo van la florituras, los circunloquios, los mareos, los disfraces.
Yo como cebolla cruda aunque me haga llorar.
Tú congelas el bulbo, mojas el cuchillo en vinagre, ensartas un trozo
de pan en la punta del cuchillo, te enganchas a una máscara de
buceo, embutes tus manos en un par de guantes y prendes un
crucifijo al delantal.
Luego cortas la cebolla, la blanqueas en agua hirviendo, la escurres,
la bañas en aceite de oliva, la salpimentas y, finalmente, te la comes.
Para entonces yo ya me comí mi cebolla.
Sé que piensas que soy muy básica.
Que tengo hambre y como.
Que soy tan prosaica que antepongo el llenar mi estómago al
degustar.
(Sólo soy directa.)
Me cuesta mucho complacerte.
Vivo jornadas eternas en las que pienso en cómo (...)









_____________

2 comentarios:

Genín dijo...

:)
Salud y besitos

Beauséant dijo...

Un buen final, aunque te has cargado un buen vino :)

A veces creemos que podemos lidiar con las diferencias y acabamos comprendiendo que tal cosa no era posible...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails