28.6.18

A quien pueda interesar






Muchos preguntan por mi libro Bienmesabes.

Escriben para saber dónde comprarlo, en qué librería está, cuándo presento.

Hasta ahora no he contestado porque no sabía por dónde comenzar.

Hoy me dije a mí misma, es fácil, siempre se comienza por el principio.

Porque esto es, básicamente, un tema de eso: de principios.

Por diferencias que no viene al caso detallar, rompí con la editorial que en un momento dado decidió publicar el libro.

No sé cuántos ejemplares se imprimieron ni cuántos se han vendido.

Sé que mi libro se está explotando sin que exista un contrato firmado y, en consecuencia , se están vulnerando mis derechos de autor.

Esto está en manos de personas que se dedican a garantizar que las leyes se cumplan y a salvaguardar la propiedad intelectual.

¿Por qué hago este post?

1. Para dejar claro que no hay contrato, que la obra es mía y que está libre para ser editada por cualquier editorial interesada en ella.

2. Para exigir que se respeten los derechos de autor. Ya no puedo decir “cuidado con lo que firman”. También tengo que decir “cuidado con lo que no firman”.

3. Para destacar el trabajo honrado y entregado de editoriales pequeñas e independientes frente al engaño de “editoriales” que se limitan a imprimir e irrespetan a escritores, lectores, libreros y editores.

4. Para agradecer el inmenso apoyo que he tenido en este trance. Gracias a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros de profesión, a los lectores, a ustedes, a todos los que me han escuchado, a los que me han aconsejado, a los que me han acompañado física y espiritualmente, a los me leen en las redes y en papel, a los que reseñan mis libros, a los periodistas, a los que van a las presentaciones, a los que proyectan actividades y me invitan a ser parte de ellas.

A todos ustedes que me nutren, que me plenan, que me llenan de luz: gracias siempre.

Bienmesabes tendrá otra casa cuando sea su momento.

Llegada esa hora, avisaré.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails